Colexio A Mercé - CAMBADOS

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Actualidade Colexial OTRO ÁRBOL DERRIBADO

OTRO ÁRBOL DERRIBADO

E-mail Imprimir PDF

Terminó su existir y ahora reposa sobre un seto y un naranjo, que le sirven de temporal almohada, hasta que una despiadada sierra acabe definitivamente con su vida para ser pasto del fuego y se borre su memoria.
Se marchó de noche como esas personas que mueren sin hacer ruido. Lo propio hubiera sido que se hubiera marchitado o secado, puesto que era un árbol, pero no, sabemos que fue como consecuencia de un inclemente día y de una tempestuosa, torrencial, huracanada  y rigurosa noche del martes día 6 de noviembre de este extraño, tornadizo e inestable otoño de ánimas y castañas que lo abatió de forma inmisericorde.


“Beatriz”, inauguraba la época de ciclones que llegan desde el Atlántico y que en  Galicia nos tocan primero, dejando un re
guero de incidencias en la Comunidad. 

Aparentemente robusto y con sus ramas de hojas amarilleando por la estación en que estamos, a punto de entregar sus últimos frutos por este año, no aguantó las embestidas de “Beatriz” y dio con sus ramas en el suelo. 
Aún quedaban esparcidos por su base los erizos que cont
uvieron los frutos de esta temporada. 
Ya no servirá de cobijo a los grupos de niños que se amparaban a su sombra en los soleados días del verano en un rincón del parque infantil para tomar su merienda.
Ya no servirá para explicar a los niños que visitan la Granja Serantellos que es un árbol de hoja caduca de la familia de las fagáceas, que se desarrolla lentamente, que es bastante longevo, que puede llegar hasta los 30 metros de altura, que su tronco  se retuerce en espiral, que sus hojas son brillantes, lanceoladas y de bordes serrados y que el fruto está escondido en una especie de erizo que puede contener de 2 a 5 castañas.
Ya no servirá como ingrediente de postres o como principal integrante del magosto o samaín. 
Triste ocaso para el único castaño de nuestro jardín.